Casas en el cerro, Región de Valparaíso, Chile
Estás en:
  • Inicio/
  • Blog/
  • Alemania/
  • Astroturismo Chile: Viajar, descubrir, mirar y sentir el universo

Astroturismo Chile: Viajar, descubrir, mirar y sentir el universo

Imagen foto_00000001

Chile es un paraíso para la astronomía. Por sus cielos claros y secos, sobre todo en el Norte del país, ofrece una gran ventana al universo. Los cielos en esta región cuentan con un promedio de al menos 290 noches despejadas al año. Ahí ya se encuentran los mejores telescopios científicos del mundo, como El Paranal. En el futuro, el país busca posicionarse también como polo de astro turismo de clase mundial.

Hasta ahora, las ventajas de la astronomía para Chile se refieren en gran medida a la investigación profesional, a la ciencia y a las cooperaciones internacionales. El proyecto Astroturismo Chile, por otra parte, tiene como objetivo de buscar también una conexión entre la astronomía con la sociedad, un retorno social, por ejemplo oportunidades para fortalecer y diversificar la oferta turística y educativa.

Astroturismo Chile se inauguró en colaboración con el Servicio nacional de Turismo (SERNATUR), la Sociedad Chilena de Astronomía (SOCHIAS) y el European Southern Observatory (ESO), entre otros actores públicos, turísticos y científicos. Ya desde el 2015 Chile desarrolla un ambicioso plan para destacar a nivel internacional en este ámbito.

Nuestro país ya es conocido como destinación extraordinaria para viajes de aventura y como lugar para gozar las maravillas que ofrece la naturaleza entre la Cordillera y el Pacífico. En el futuro, se incluirán mucho más ofertas con vínculo astronómico, como por ejemplo cabalgatas nocturnas, senderismo y alojamiento en torno a la observación astronómica (hoteles con telescopio).

Cada vez más los turistas buscan experiencias especiales y significativas. La astronomía se llama también “la ciencia de origen” y la cosmología ha sido relacionado con los comienzos de la filosofía, es decir de cuestionamiento de toda la humanidad. De ese, Chile busca beneficiar, pues los viajes de astronomía pueden ofrecer un sentido especial a los visitantes.

De acuerdo a un estudio realizado este año por Astroturismo Chile, se ha estimado que en la siguiente década los visitantes atraídos por el turismo astronómico hasta se triplicarán en cantidad. Esto también se ve reforzado por el crecimiento en términos de infraestructura que también afectará al territorio dentro de los próximos años.

En práctica, en los próximos diez años, el país invertirá cerca de 4.500 millones de dólares en nuevos observatorios. Con esto, se espera que los ingresos en esta materia aumenten hasta cuatro veces, alcanzando los 20 millones de dólares. En tanto, el número de visitas también se incrementaría, pasando de 262 mil a 750 mil, de acuerdo a una publicación del diario El Mercurio (10 de julio). Chile también invita a tour operadores (extranjeros) de invertir en este ámbito.

Actualmente, entre las regiones de Antofagasta y Bío Bío, existen 21 observatorios de carácter científico y 24 destinados al turismo, de los que 10 están permanentemente abiertos al público. Dentro de los observatorios más importantes a nivel científico se puede destacar el Observatorio Paranal, ubicado en el cerro del mismo nombre en la región de Antofagasta en el desierto de Atacama; considerado el observatorio más grande del mundo.

También en el mismo cerro se encuentra en construcción el ELT (Extremely Large Telescope) que debería convertirse en el centro astronómico óptico de mayor envergadura cuando entra en operación, según lo planificado en el año 2024. Por otro lado, hay que mencionar a ALMA (Atacama Large Millimeter Array) el radiotelescopio más grande, también ubicado en la segunda región, en la parte Norte de Chile.

El crecimiento del concepto relacionado al turismo ha propiciado potenciar observatorios especialmente dedicados a recibir a visitantes interesados en todo lo relacionado al cosmos.

El Obervatorio Mamulluca, ubicado en la ciudad de Vicuña, fue pionero en abrir sus puertas al turismo; lo que ha llevado a que varios otros centros astronómicos se hayan visto interesados en explotar el crecimiento que esta área turística tiene para entregar. De esta forma, en el norte se puede destacar el observatorio Paniri Caur de Chiu Chiu y el Ahlarkapin. Mientras que cerca de Santiago es posible visitar el Observatorio Astronómico Andino, siempre y cuando las condiciones climáticas y los cielos despejados lo permitan.

La región de Coquimbo posee el 51 por ciento de la oferta de astroturismo a nivel nacional y es una de las zonas estratégicas para convertir a Chile en referente mundial de esta actividad. En total, en menos de una década, Chila abarcará el 77 por ciento de la infraestructura astronómica del mundo, con los nuevos telescopios entrando en operación.Más información

Blog