Moais Isla de Pascua, Chile
Estás en:

Deleite al Paladar

Los sabores de la cocina chilena

La cocina chilena es el resultado de la fusión de tres tradiciones culinarias. La indígena que aportó alimentos originarios (maíz, papa, zapallo, frijoles), la cocina española que incorporó otros productos (trigo, pollos, cerdo y res) y hábitos gastronómicos, y la cocina francesa que influyó en la gastronomía nacional desde fines del siglo XIX.

También han contribuido en la gestación de algunos platos específicos la cocina alemana e italiana introducida por los inmigrantes.

Las primeras recetas

La tradición culinaria chilena fue transmitida, generación tras generación, como "secretos de familia" hasta que, a mediados del siglo XIX, comienzan a publicarse las primeras recetas, que incorporan una marcada influencia de la cocina francesa.

Entre los primeros libros de receta destacan:

 Imagen foto_00000004

Imagen foto_00000006

Imagen foto_00000005

Cocina Tradicional Chilena y Cocina gourmet con los sabores de Chile

A continuación presentamos algunas recetas que surgen de esta rica tradición culinaria y que corresponden a la cocina tradicional chilena –asociada a la original mezcla entre la tradición indígena y la española- y la cocina gourmet contemporánea que une los más exquisitos productos chilenos con una preparación de influencia europea.

Cocina Rápida Chilena

En el siglo XX se desarrolló una característica "comida rápida chilena".

Entre los sandwichs están los famosos Barros Luco, con queso derretido y carne a la plancha, y el Barros Jarpa, con queso derretido y jamón. Ambos toman sus nombres de ex-presidentes de la República.

Imagen foto_00000003

Imagen foto_00000001

En la variedad de hot-dog está el "completo", cubierto con salsa americana, chucrut, tomate y mayonesa, el "italiano" acompañado con tomate, mayonesa y palta y la "chaparrita" que lleva la salchicha cubierta con queso caliente.

Existen otros sandwichs como el "chacarero", que lleva carne, lechuga, porotos verdes, cebolla, palta, ají y mayonesa y los lomitos de cerdo con palta o mayonesa.

Finalmente, en la mayoría de estos negocios se pueden encontrar dos platos de rápida preparación: el "bistec a lo pobre" (carne, huevo, cebolla y papas fritas) y la "chorrillana" (una base de papas fritas cubiertas con cebolla frita, huevo revuelto y carne cocinada en cubos).

Imagen foto_00000002