Laguna Negro Francisco, Región de Atacama, Chile
Estás en:

Historia de Irán

Prehistoria

Irán presenta vestigios de ocupación humana ya desde la Edad de piedra. Durante el Neolítico se desarrolló un proceso de sedentarización, producción estable de alimentos y establecimiento de rutas de intercambio de corta distancia. La Edad del Cobre, caracterizada por la aparición de elementos de cobre y cerámica pintada en Susiana (sudoeste de Irán) y en Sialk (centro-oeste).

El esplendor del Imperio persa viene marcado por la figura de Darío I (522-486). Se dedicó fundamentalmente a organizar el extenso imperio heredado a través de satrapías. Elaboró una red de caminos con los que se pretendía unir las diversas partes del imperio, el más famoso de los cuales es el Camino Real de Susa a Sardes, y también palacios y monumentos en las capitales: Susa y Persépolis.

Edad media:

A mediados del siglo VII, concretamente en el año 636 d. C. (14 de la Hégira), se produjo la conquista de Irán por los musulmanes árabes. Amplias zonas de Persia escaparon a su control, constituyéndose en reinos independientes. Los buyíes de Persia se vieron conquistados por los turcos selyúcidas. Un siglo después (1190), los Jorezmitas fundaron un imperio iranio sobre Persia oriental hasta Afganistán. Los jorezmitas, como el resto de Persia, fueron conquistados por los mongoles de Gengis Kan (1220), fundándose el kanato de Persia (o "Iljanato")

Edad moderna:

En el año 1925 subió al poder Reza Pahlaví, jefe militar nacionalista. En 1941 Reza Pahlaví abdicó en favor de su hijo Mohammad Reza Pahlaví, quien se mantuvo en el poder hasta el año 1979.

Tras la Segunda Guerra Mundial y por la persistente injerencia de Estados Unidos en el gobierno del país (apoyando al shah), se intensificó el movimiento nacionalista y el descontento popular estalló en enero de 1978 con manifestaciones en contra del shah y la influencia norteamericana.

El shah huyó de Irán en enero de 1979, al tiempo que Ruhollah Jomeini volvió del exilio en el que había estado en Francia, para liderar profundas reformas en el país. Irán se estableció como República Islámica el 1 de abril de ese mismo año.