Casas en el cerro, Región de Valparaíso, Chile
Estás en:

Cooperación internacional

El Acuerdo sobre Cooperación Técnica suscrito en 1978, define las bases para promover la cooperación entre Chile y Japón. Destaca el envío de expertos, el entrenamiento en Japón de técnicos chilenos, el suministro de equipos y maquinarias y el envío de misiones a Chile, para realizar estudios en diversas áreas.

Esta cooperación se focalizó inicialmente en la formación de recursos humanos y proyectos en las áreas de pesca, acuicultura y minería. A fines de los años '80, Japón cooperó con proyectos de mayor envergadura, tales como la creación de un centro internacional de capacitación en telecomunicaciones, el Terminal Pesquero Metropolitano, el Centro de Capacitación Minera de Copiapó y el Centro Nacional del Medioambiente.

En 1997, con motivo del centenario de las relaciones diplomáticas entre Chile y Japón, se inició el Programa de Jóvenes Voluntarios, en que jóvenes nipones residen en regiones de Chile por dos años, con el fin de enseñar un oficio a comunidades chilenas.

La cooperación ha evolucionado a medida que Chile ha alcanzado mayores niveles de desarrollo. En 1999, Chile y Japón suscribieron un acuerdo de asociación para la cooperación triangular: "Japan – Chile Partnership Program" (JCPP). Su propósito es brindar asistencia técnica de forma conjunta a países en vías de desarrollo, combinando los recursos humanos, tecnológicos y financieros de ambas naciones.

El 27 de abril de 2010, dos meses después del terremoto que afectó a Chile, el Ministerio de Relaciones Exteriores de Chile y la Agencia de Cooperación Internacional del Japón (JICA) firmaron un Memorándum de Entendimiento de cooperación en prevención y alerta temprana de terremotos y tsunamis. Dicho acuerdo se tradujo en la visita a Japón de tres delegaciones de agencias chilenas relacionadas con el tema – Oficina Nacional de Emergencia (ONEMI), Servicio Hidrográfico y Oceanográfico de la Armada (SHOA), Subsecretaría de Telecomunicaciones (SUBTEL), Ministerio de Obras Públicas y del Servicio Sismológico de la Universidad de Chile –, las cuales conocieron en terreno el sistema japonés en caso de desastres naturales.

Con posterioridad, la cooperación en este ámbito se profundizó a través de un nuevo proyecto denominado "Mejoramiento de la tecnología para desarrollar una comunidad con capacidad de reacción ante tsunamis", que cuenta con un presupuesto de tres millones de dólares. Esto se oficializó en una ceremonia de intercambio de Notas en el Ministerio de Relaciones Exteriores de Chile el 1 de julio de 2011. Este proyecto tendrá una duración de cuatro años, siendo llevado a cabo por las universidades Católica de Chile, Técnica Federico Santa María, de la Santísima Concepción, Católica de Valparaíso y organismos como ONEMI y SHOA, en conjunto con contrapartes japonesas coordinadas por el Instituto de Investigación Tecnológica de Puertos y Aeropuertos de Japón (PARI).

Teniendo presente la experiencia de cooperación bilateral en este ámbito y que los desastres naturales es algo que afecta a la mayoría de los países de la región, ambos países decidieron impulsar su cooperación al ámbito triangular. Es así que durante la visita del Primer Ministro Shinzo Abe a Chile en julio de 2014, se firmó un MOU para la creación de un programa de capacitación en prevención de desastres naturales en Chile por la Agencia de Cooperación Internacional (AGCI) y JICA.

El proyecto se basa en las técnicas ya instaladas en nuestro país para construir una red con otros países de América Latina, en el marco de una nueva estrategia para la cooperación sur-sur y triangular del Japan-Chile Partnership Programme (JCPP). Se contempla que esta iniciativa dure cinco años. Cabe destacar que inmediatamente finalizada la III Conferencia Mundial sobre la Reducción de los Desastres Naturales de Sendai, el 19 de marzo de este año, se firmó en Tokio el documento que oficializó la puesta en marcha de este programa de entrenamiento de reducción de desastres para América Latina y el Caribe.