Fiesta de La Tirana, Pampa del Tamarugal, Chile
You are in:

Bilateral Relations

(spanish)

Las relaciones diplomáticas bilaterales entre Chile y Marruecos fueron establecidas en 1961. El vínculo entre ambos países se ha desarrollado en un plano de cordialidad y cooperación. La apertura recíproca de Misiones residentes en Santiago y Rabat consolidó un proceso de acercamiento iniciado en la década de los 80.

La primera Embajada residente de Chile en Marruecos fue abierta en 1977, cerrándose luego por un período de 6 años y reabriéndose definitivamente en 1998. Por su parte, el Reino de Marruecos abrió su primera Embajada en Chile en agosto de 1996. El actual Embajador de Chile en Marruecos, Carlos Charme Silva, presentó sus Cartas Credenciales a S.M. Mohamed VI el 16 de diciembre 2010.

Desde comienzos de la década de los 80's ha existido una fluida cooperación a nivel de organismos internacionales y, de igual forma, se comenzaron a incrementar las visitas recíprocas entre las autoridades políticas de ambos países.

Como consecuencia de lo anterior, ambos países han podido acercar posiciones en importantes materias tanto en el orden multilateral como bilateral. Es así como por ejemplo, se procedió a la creación de la Comisión Mixta Chile-Marruecos.

Especial mención cabe hacer de la visita oficial que realizó a Chile el Rey de Marruecos, Su Majestad Mohammed VI, en diciembre de 2004. Esta fue la primera que realizó un Monarca árabe y musulmán a nuestro país.

El 9 de abril 2007, la Cancillería marroquí comunicó a nuestra Embajada en ese país, su aceptación para la apertura de un Consulado Honorario de Chile en Tánger. El Consulado Honorario fue inaugurado el 26 de julio 2007. Un año más tarde se comunicó la anuencia para la apertura de un Consulado Honorario en Marrakech. Estos dos Consulados se unen al que existe, por más de 20 años, en Casablanca

El 2010 las relaciones se estrecharon aún más al constituirse el Grupo Interparlamentario Chileno-Marroquí. En el curso de los últimos meses se han sucedido una serie de visitas a Marruecos de parlamentarios chilenos mientras que 4 congresistas marroquíes participaron, en marzo 2011, en Valparaíso, en un Seminario sobre Género y Superación de la Pobreza organizado por la Presidencia de la Cámara de Diputados de Chile.

En mayo 2011 tuvo lugar la reunión del mecanismo de Consultas Políticas entre Chile y Marruecos. La delegación chilena fue presidida por el Subsecretario de Relaciones Exteriores, Fernando Schmidt, y la marroquí, por el Secretario General del Ministerio de Relaciones Exteriores y Cooperación, Youssef Amrani.

Durante el desarrollo de estas Consultas Políticas se puso énfasis en el gran nivel de las relaciones bilaterales y el interés de los dos Gobiernos por fortalecer y profundizar los vínculos existentes en los temas de la agenda bilateral, especialmente en temas como el intercambio económico-comercial y la cooperación en el ámbito de las energías no convencionales.

En el marco de la transmisión de mando presidencial en Colombia (agosto 2010), el Canciller Alfredo Moreno se entrevistó con su par marroquí, ocasión en que ambos Ministros acordaron dar un nuevo impulso a las relaciones, especialmente en el ámbito económico. En este contexto, el Ministro Moreno recibió una invitación del Canciller Fassi Fihri para visitar Marruecos, visita que se concretó el 26 abril 2012, siendo esta la primera visita oficial de un canciller chileno a Marruecos

Durante su visita el Ministro Alfredo Moreno sostuvo una reunión de trabajo con el canciller Said El Otmani además de encuentros con el Primer Ministro Benkirane, el Presidente del Senado y el Vicepresidente de la Cámara de Diputados.

En esta ocasión el Canciller Moreno reiteró la intención de fortalecer las relaciones comerciales a través de un acuerdo con miras a la liberalización del comercio entre ambos países y anunció la apertura de una oficina comercial en Casablanca, la capital económica de Marruecos.

Concurrencia en Túnez

El 11 de Julio de 2012 el Embajador Carlos Charme Silva presentó, ante el Presidente de la República Tunecina, las Cartas credenciales que lo acreditan como Embajador.