Laguna Negro Francisco, Región de Atacama, Chile
Estás en:

Organización para la Prohibición de las Armas Químicas (OPAQ)

Su labor consiste en comprobar que se destruyan todas las armas químicas existentes y en cuidar de que no se produzcan nunca más. La OPAQ da asistencia y protección a sus Estados Partes si son víctimas de amenazas o ataque con armas químicas y promueve la cooperación internacional para el desarrollo de la química con fines pacíficos.

 

La Convención sobre la Prohibición del Desarrollo, la Producción, el Almacenamiento y el Empleo de Armas Químicas y sobre su Destrucción  (CAQ) es un tratado internacional por el que se prohíbe el desarrollo, la producción, el almacenamiento, la transferencia y el empleo de armas químicas, y se dispone además la destrucción de estas armas en un plazo de tiempo específico. La CAQ entró en vigor en 1997 y otorgó a la OPAQ el mandato de erradicar para siempre el flagelo de las armas químicas y de verificar la destrucción, en los plazos establecidos, de los arsenales de armas químicas declarados.

 

Objetivos y Funciones de la Misión de Chile ante la OPAQ


El objetivo principal de la Misión de Chile ante la OPAQ es representar al Estado de Chile ante los mecanismos de toma de decisiones políticas de la Organización, como lo son la Conferencia de los Estados Partes, el Consejo Ejecutivo y las distintas comisiones abocadas a analizar los temas que competen a la Convención sobre la Prohibición de las Armas Químicas.

 

Como parte de lo estipulado en la Convención en su artículo VII, debe existir en cada uno de los Estados Partes, la correspondiente Autoridad Nacional, con el fin de dar cumplimiento a las obligaciones contraídas en cada territorio nacional. En el caso de nuestro país, la Autoridad Nacional está radicada en la Dirección General de Movilización Nacional (DGMN), la que a través de la Dirección de Seguridad Internacional del Ministerio de Relaciones Exteriores en Santiago, y de esta Misión Permanente, mantienen una fluida coordinación con los organismos técnicos de la Organización.

En el caso de Chile, ha sido de especial relevancia el papel de la OPAQ y de la Autoridad Nacional en cuanto a nuestra industria química. El sistema de verificaciones in situ  de las plantas químicas catalogadas por la Organización y la experiencia desarrollada en cuanto a la protección ciudadana ante un posible ataque con este tipo de armas ha colaborado al desarrollo seguro y confiable de esa industria.

 

Por otra parte, el apoyo de la Organización a la actividad científica en beneficio de sus objetivos, ha permitido la participación de científicos nacionales en una serie de proyectos, los que a su vez han potenciado la labor de las universidades chilenas en esta área específica. http://www.opcw.org/sp/

Oportunidades de empleo en la Organización para la Prohibición de las Armas Químicas