Laguna San Rafael, Región de Aisén, Chile
Estás en:

Relaciones Bilaterales

Ambos países enfrentan importantes desafíos habida cuenta de sus niveles de desarrollo, para lo cual implementan políticas públicas –algunas de ellas de similar tenor- orientadas a un mayor bienestar para sus pueblos. Tradicionalmente ha existido una relación de entendimiento y coincidencias con Uruguay en diferentes áreas del quehacer internacional, regional y subregional lo cual ha redundado en constantes apoyos mutuos. Como ejemplo, Chile incentiva la convergencia entre la Alianza del Pacífico y el MERCOSUR, con el objetivo de potenciar la integración latinoamericana, posición que es seguida con interés por Uruguay, observador en el primer organismo y miembro pleno del segundo.

En la actualidad existe una importante agenda de cooperación en materia política, económica y de cooperación técnica, cultural y científica; asimismo en materia de desarrollo social, género, medio ambiente, energía, innovación, asuntos antárticos y derechos humanos, entre otras áreas de vinculación.

En el ámbito comercial, las relaciones económicas y comerciales entre Chile y Uruguay se rigen actualmente por el Acuerdo de Complementación Económica entre Chile y MERCOSUR (ACE N°35), vigente desde octubre de 1996. Dicho Acuerdo ha sido complementado por las normas contenidas en el Acuerdo de Libre Comercio suscrito el 4 de octubre de 2016 en Montevideo.

El Acuerdo de Libre Comercio recoge y potencia aquellos aspectos ya negociados en el ACE N°35, e incorpora y regula materias nuevas como: Comercio Electrónico, Comercio de Servicios, Género, Cooperación, PyMES, Facilitación de Comercio, Coherencia Regulatoria, entre otros.

El intercambio comercial durante el 2018 alcanzó los US$ 259,4 millones. En cuanto a inversiones, a diciembre de 2017, Uruguay es el tercer destino en el MERCOSUR y el sexto entre todos los países receptores de capitales chilenos directos. La economía uruguaya ha recibido inversiones de unas 70 empresas chilenas por un monto de US$ 4.912 millones, lo que equivale a un 4,1% del total invertido en el exterior, y un 8,4% de lo invertido en el grupo regional.

La inversión desarrollada por empresas chilenas exhibe una significativa capacidad generadora de Empleo, lo que permite una positiva imagen en el ámbito local. El empleo generado en este país alcanza a 16.399 personas, de las cuales un 58,8% corresponde a empleo directo y un 41,1% a empleo indirecto. Dos son los sectores de mayor capacidad generadora: Servicios, con un 56,2% del empleo total generado, e Industria, con un 43,3%.

En otras áreas, como Defensa destaca una amplia coincidencia en la agenda, existiendo el mecanismo de la Reunión Bilateral de los Estados Mayores de Chile y Uruguay. En el ámbito cultural, se han realizado festivales de cine, ferias internacionales, presentación y visitas de artistas nacionales, entre otras actividades.